Tag-Archive for » Goldfish «

Goldfish escama de perla

Peces de agua dulce
Su país de origen es China y apareció en 1900. Es una variedad que ha ganado mucha popularidad en los últimos 2 años. El cuerpo es similar al del cola de velo, excepto que es más corto y regordete. El abdomen es amplio lo que le da la apariencia de una pelota. Esta variedad se distingue por sus escamas inusuales, las cuales asemejan la mitad de una esfera, cual si una multitud de perlas cubrieran el cuerpo. Expectativa de vida: 5 – 10 años. Tamaño que puede alcanzar: hasta 20 cms, lo cual le dará la apariencia de una pelota de softball. Cuidados especiales: puede perder algunas escamas con el roce de troncos y plantas de plástico, así como por enfermedad y por peleas con otros peces. Las escamas volverán a crecer, pero planas. Estos peces son propensos a desarrollar la condición conocida como inflamación de la vejiga, por lo que su dieta deberá ser rica y baja en alimentos secos. Suele ser blanco de enfermedades ya que se alojan en las escamas con mayor facilidad.

Temperatura:
10C – 21C
Agua: pH: 7.0 – 7.5 Dureza: 5 – 10

Category: Sin categoria  Tags:  Leave a Comment

Goldfish celestial

Peces de agua dulce
Su origen es incierto, hay quienes afirman que esta variedad surgió en Corea a finales del siglo XVIII y no llegó a Japón y China sino hasta comienzos del siglo pasado. Otros expertos señalan a China como su lugar de procedencia, siendo en Japón donde los ojos obtuvieron su apariencia actual, es decir, invertidos hacia arriba. Expectativa de vida: 5 – 10 años. Tamaño que puede alcanzar: 10 – 15 cms. sin medir la cola. Tiene cierta dificultad para ver a su alrededor por lo que será necesario soltarle el alimento a una distancia corta, para que no le pase desapercibido.

Temperatura:
10C – 21C
Agua: pH: 7.0 – 7.5 Dureza: 5 – 10

Goldfish burbuja

Peces de agua dulce
Aparece por primera vez en China en 1908. Poseen sacos llenos de fluido que crecen debajo de cada ojo. Los ojos en si son de apariencia normal, sin embargo en la mitad de los casos, los sacos crecen tanto que los ojos se mueven hacia la parte superior de la cabeza. Los sacos deben ser del mismo tamaño. Son delicados y propensos a lesiones. En caso de ruptura el saco crecerá de nueva cuenta, por lo que no hay razón para preocuparse. Expectativa de vida: 5 – 10 años. Tamaño que puede alcanzar: 8 – 13 cms. sin medir la cola.
Temperatura:
10C – 21C
Agua: pH: 7.0 – 7.5 Dureza: 5 – 10

Golfish cometa

Peces de agua dulce
Su origen se sitúa en los Estados Unidos y es la variedad más común en América.
De todas las variedades de goldfish, esta es la más vendida y popular. Son excelentes nadadores, con lo cual suelen

robarle el alimento a las variedades de goldfish de nado lento.

Expectativa de vida: 5 – 10 años. Tamaño que puede alcanzar: 20 cms. sin medir la cola. Crecen con mucha rapidez.

Temperatura:
10C – 21C
Agua: pH: 7.0 – 7.5 Dureza: 5 – 10

Goldfish cabeza de león

Peces de agua dulce
El cabeza de león es la versión china del ranchu. Ambos son de apariencia muy similar lo que suele dar lugar a confusiones.

Lo que distingue al cabeza de león es el crecimiento del “capuchón”, el cual cubre la cabeza entera, dandole una apariencia más abultada de la que vemos en el ranchu. Otra característica distintiva es la curvatura de la espalda, la cuál es menos pronunciada. Una tercera característica es que el cabeza de león alcanza mayores dimensiones. El cuerpo se distingue por ser mas ancho que el del ranchu. Estos peces no son muy buenos nadadores. Dada la forma del cuerpo nadan inclinados ligeramente hacia adelante. Algunos expertos atribuyen esto a la falta de aleta dorsal, mientras que otros aseguran que la ubicación de la vejiga aunado al peso de la cabeza son los causantes.

Expectativa de vida: 5 – 10 años.

Tamaño que puede alcanzar: 15 – 21 cms.

Cuidados especiales: El crecimiento de la cabeza puede llegar a afectar la respiración del pez, por lo que será necesario mantener una agua bien aireada.

Temperatura:
10C – 21C
Agua: pH: 7.0 – 7.5 Dureza: 5 – 10

Golfish

Peces de agua dulce
Nombre común: Pez japonés, pez rojo, pez dorado, goldfish, bailarina, carpa dorada.

Clasificación:
• Orden: Cypriniformes.
• Familia: Cyprinidae (Ciprinidos).

Biotopo:
El Carassius auratus, tal y como lo conocemos actualmente, proviene de variedades criadas exclusivamente en cautividad (acuarios, estanques o piscifactorías). Se cree que deriva de la carpa crucial (Carassius carassius), originaria de los ríos de China, de color grisáceo y forma muy similar al carassius común.

Distribución:
Se comenzó a mantener en cautividad en China desde el año 600 dC, pero hay indicios de que pudiera ser anterior (1400 aC). Después, en el año 1500 dC, pasa a Japón, donde se comenzó una cría intensiva y se desarrollaron diversas variedades. Después se extendió por Europa, aunque en principio estaban destinados a la realeza, y luego, en el s. XIX, llegó a América. Actualmente existen 125 variedades reconocidas, siendo el Carassius auratus el pez más vendido y con mayor distribución entre los acuariófilos de todo el mundo.

Forma:
Según la forma del cuerpo, podemos subdividir a los carassius en 2 grupos: de cuerpo alargado y de cuerpo ovoide.

*DE CUERPO ALARGADO:
Poseen una línea aerodinámica, con el cuerpo aplastado en los costados. Presentan una aleta anal y caudal simples, son nadadores veloces y resisten las bajas temperaturas.
En este grupo estarían:la variedad común (con aletas cortas); el cometa (con aletas mucho más largas que el común, especialmente la caudal) y el shubunkin (de coloración calico).

*DE CUERPO OVOIDE:
Poseen un cuerpo corto y rechoncho en forma de huevo, con una cabeza muy ancha. El lomo es alto y redondeado y el pedúnculo caudal es corto y estrecho. La mayoría presentan una aleta anal y caudal dobles. Estos peces no son potentes nadadores.
A su vez podemos subdividirlos en 2 grupos: A): Poseen aleta dorsal y B): Sin aleta dorsal.

A) CON ALETA DORSAL:

A.1- Cola de abanico (fantail): Presenta una aleta caudal doble, con lóbulos ligeramente puntiagudos, que mantiene erecta y en forma de triángulo abierto, visto por detrás.
A.2- Cola de velo (veiltail): Posee una aleta caudal doble, larga y que cae elegantemente como si fuera un velo.
A.3-Ryukin: Similar al cola de velo, pero su lomo es mucho más elevado, en forma de joroba y su aleta caudal es más ancha.
A.4- Telescópico (telescopio): Similar al cola de velo, pero sus grandes ojos cónicos sobresalen de su cabeza hasta 20 mm. Su visión no es muy buena, por lo que no conviene mezclarlos con otras especies más competitivas. Existe una variedad de color negro, muy resistente, llamada moro negro (black moor).
A.5- Oranda: Similar al cola de velo, pero presenta una protuberancia o excrecencia carnosa sobre su cabeza. Este capuchón comienza a desarrollarse a los 2 años de vida. Existe una variedad muy conocida, el oranda gorro rojo o sello rojo (red cap), de cuerpo blanco y capuchón rojo.
A.6- Escama de perla (escamas perladas): Similar al cola de velo, pero su abdomen es más abultado, en forma de pelota, y en el que sobresalen escamas semiesféricas, como si fueran perlas incrustadas.
A.7-Pompón: Similar al cola de velo, pero presenta 2 excrecencias carnosas que se desarrollan sobre los orificios nasales. Las excrecencias también pueden aparecer en otras variedades de carassius.

B) SIN ALETA DORSAL:

B.1- Ranchu: Presenta un crecimiento carnoso que cubre la cabeza entera y un lomo con una caída pronunciada hacia la cola; su aleta caudal doble tiene los lóbulos pequeños y ligeramente cuadrados.
B.2- Cabeza de león: Presenta un crecimiento carnoso en la cabeza más abultado que el del Ranchu, y la curvatura de su espalda es menos pronunciada.
B.3- Celestial (soñador): Posee una aleta caudal doble, en forma de velo y sus ojos salientes están orientados hacia arriba. A pesar de esta característica, se desenvuelven muy bien y no tienen problemas para encontrar alimento.
B.4- Ojos de burbuja: Similar al celestial, pero a los 6-9 meses, comienzan a desarrollar unas bolsas llenas de líquido debajo y alrededor de los ojos. Las bolsas son delicadas y se rasgan con facilidad, por lo que el acuario debe carecer de elementos punzantes. Si se rasgan, cicatrizan y vuelven a formarse.

Coloración:
Existen 3 formas básicas de coloración: brillo metálico, coloración moteada o calico y mate (sin brillo). Pueden tener gran variedad de colores, entre ellos, el más común es el naranja, aunque pueden ser de color rojo, blanco, calico, negro, azul y verde metálicos, oro, gris, amarillo (limón), chocolate (marrón) y panda (blanco y negro)..

Tamaño:
El tamaño dependerá de la variedad de Carassius: entre las variedades con cuerpo alargado, el común supera con facilidad los 20 cm, llegando hasta los 30 cm en acuarios grandes y estanques, mientras que el cometa y el shubunkin alcanzan longitudes menores.
Por el contrario, es raro que las variedades con cuerpo ovoide superen los 20 cm.

Diferencias sexuales:
Los carassius son sexualmente maduros a los 8-10 meses, aunque se recomienda reproducirlos cuando tengan 2-4 años y midan más de 8 cm. Cuando son jóvenes es casi imposible diferenciar los sexos, aunque presentan unas ligeras diferencias en el orificio anal: las hembras tienen una ligera protuberancia hacia fuera, mientras que en los machos, el orificio es cóncavo y hacia adentro.
En la época de reproducción (suele ser en la primavera, con el aumento de temperatura), las hembras presentan el vientre más abultado (por los huevos) y a los machos les salen los tubérculos reproductores: unos granitos blancos en los opérculos de las agallas y en las aletas pectorales.
Otra forma de diferenciarlos es observar el cortejo reproductor: los machos persiguen a las hembras, golpeándolas ligeramente en el abdomen, para incitarlas a desovar.

Temperatura:
14-24ºC, resistiendo un rango de 10ºC a 29ºC según la variedad. El carassius común puede llegar a soportar los 2ºC en estanques, sin embargo, las variedades más ornamentales de carassius no soportan temperaturas tan bajas.

Agua:
La calidad óptima del agua de los carassius está planteada en:
pH = 7 – 7.5, resistiendo un rango de 6.9 – 8
Concentración de oxígeno = mayor a 6mg/l sin bajar de los 4mg/l.
Dureza = rango dh (escala alemana) 10-15.
Los carassius son peces muy resistentes que toleran concentraciones altas de nitratos durante bastante tiempo, si bien si éste se prolonga, puede resentirse su salud.
Así mismo, tampoco son excesivamente exigentes con los parámetros del agua, siempre y cuando se hayan criado en esos parámetros y los cambios sean muy graduales.

Acuario:
Es necesario proporcionarles de 30-40 l. por pez, puesto que su metabolismo hace que sean grandes consumidores de oxígeno (con temperaturas elevadas, su consumo de oxígeno aumenta, por lo que entonces deberemos colocar, además, una bomba de aire). Además, debido a su tamaño, producen bastantes detritus, por lo que es conveniente tener un filtro que mueva por lo menos 3-5 veces el volumen del acuario en una hora. No es necesario ningún calentador. Es recomendable sifonear el fondo y hacer cambios de agua parciales del 20-30% del agua semanalmente.
La gravilla no debe tener aristas afiladas, no muy gruesa, (3-5 mm), de color oscuro y el acuario puede decorarse con troncos y piedras grandes redondeadas.
Las plantas han de ser de hojas duras, puesto que los carassius suelen devorar bastantes especies en busca de aporte vegetal en su dieta. Se recomiendan especialmente: Echinodorus (espadas amazónicas), Vallisneria, Crinum thaianum (cebolla de agua), Microsorium pteropus (helecho de Java), Hygrophila, Anubia, Elodea y Myriophylum.

Alimentación:
El carassius es un pez omnívoro, sin embargo requiere un gran aporte de vegetales en su dieta. Los alimentos de origen vegetal se recomienda cocerlos en agua ligeramente para ablandarlos: soja verde, guisantes (arvejas), brócoli, pepino, zanahoria, acelga, lechuga y coliflor; también incluiremos germen de trigo y algas (espirulina, nori). Lo ideal es preparar una papilla con estos ingredientes y solidificarla con gelatina neutra en polvo.
El alimento de origen animal procuraremos dárselo no más de 2-3 veces por semana, y no abusaremos de los especialmente grasos. Podemos suministrarles: artemia, camarones, gambas, larvas de mosquito, lombriz de tierra y mejillones.
Por supuesto, también podemos alimentarles con alimento seco comercial (escamas, pellets) exclusivo para carassius, pero es necesario remojarlos previamente ½ hora en agua para ablandarlos y evitar que se expandan en su intestino produciéndoles problemas de vejiga natatoria (dificultades para flotar o sumergirse). A los carassius adultos conviene darles una dieta rica en vegetales, con proteínas de origen vegetal..

Comportamiento:
Muy pacíficos, no suelen atacar a otras especies, por el contrario son víctimas de ataques de peces mas agresivos. Conviven muy bien con peces de tamaño más pequeño, aunque no conviene ponerlos con peces que les quepan en la boca. De preferencia no juntarlos con alevines que si pueden llegar a convertirse en alimento de los peces dorados.
Son muy sociables, gustan de nadar en grupos, donde no suele haber ningún líder, por lo que conviene tener más de un ejemplar.

Reproducción:
Para incitar a la reproducción en un acuario, los peces se deben haber mantenido durante 1 o 2 meses a temperaturas menores de 18ºC, luego conviene ir aumentando poco a poco la temperatura hasta los 20-22ºC y las horas de luz, simulando el comienzo de la primavera. Se sugiere separar a los machos y hembras durante 2 semanas. También es necesario aumentar el aporte de proteínas en la alimentación, preferentemente de origen vegetal.
El tanque para la reproducción deberá ser alargado y bajo, de 60-80 l., sin gravilla y con un filtro suave de esponja. A ser posible, se recomienda colocar unas fibras de material textil atadas en forma de penachos, con un peso para que se hundan. Allí se quedarán adheridos los huevecillos.
Se recomienda introducir en el acuario 1 hembra y 2 o 3 machos (o también una pareja) al anochecer, puesto que el desove se producirá en la madrugada o al amanecer. Una hembra puede llegar a poner entre 5000 y 10000 huevos en cada desove, que los machos se encargarán de fecundar rociando con su esperma. Los huevos fecundados se tornarán de color claro, mientras que los no fecundados tendrán un tono blanquecino. Conviene añadir una pequeña dosis de azul de metileno para evitar los ataques por hongos. A los 5-7 días (dependiendo de la temperatura) los huevos eclosionan y salen los alevines. Hasta pasados 1-2 días no comenzaremos a alimentarlos, ya que se alimentan del saco vitelino, luego conviene proporcionarles (4-6 veces al día): infusorios o alimento comercial para alevines. A los 7-10 días de vida podremos proporcionarles artemia recién eclosionada y alimento seco desmenuzado 3-4 veces al día.
Cuando tengan 1 mes, los alimentaremos 2-3 veces al día, ya con la dieta de los adultos, pero finamente troceada.

Los alevines son muy sensibles a la contaminación del agua, por lo que será necesario retirar todo alimento sobrante que no consuman, y mantener una buena aireación y filtración del agua

Shubunki

Peces de agua dulce

El nombre Shubunkin es japonés y significa rojo intenso con otros colores. Su origen se remonta a principios del siglo XX en Japón, El Shubunkin es un pez de cuerpo alargado y esbelto, de coloración calico (mezcla de negro, rojo, blanco y amarillo). Se dice que entre más tonalidades oscuras cuente, será mayor el valor del pez en el mercado. Se conocen dos variedades: London y Bristol. Viven entre 10 y 20 años. Es una de las variedades más longevas. Alcanzando una longitud máxima de 15 cms. Es ideal para aquellos con poca experiencia en el cuidado del Goldfish. La coloración es calica. Fondo azulado, con parches en colores violeta, rojo, naranja, amarillo y café, con manchitas negras. La aleta caudal debe de mantenerse extendida y sin caída.
Temperatura: Soporta temperaturas inferiores a los 10º C por lo que podemos considerarlos aptos para el estanque.
Agua: Ph entre 6,5 a 7,5 y dureza entre 10 y 18º. Con

Japones

Peces de agua dulce
Nombre común: Pez japonés, pez rojo, pez dorado, goldfish, bailarina, carpa dorada.

Clasificación:
• Orden: Cypriniformes.
• Familia: Cyprinidae (Ciprinidos).

Biotopo:
El Carassius auratus, tal y como lo conocemos actualmente, proviene de variedades criadas exclusivamente en cautividad (acuarios, estanques o piscifactorías). Se cree que deriva de la carpa crucial (Carassius carassius), originaria de los ríos de China, de color grisáceo y forma muy similar al carassius común.

Distribución:
Se comenzó a mantener en cautividad en China desde el año 600 dC, pero hay indicios de que pudiera ser anterior (1400 aC). Después, en el año 1500 dC, pasa a Japón, donde se comenzó una cría intensiva y se desarrollaron diversas variedades. Después se extendió por Europa, aunque en principio estaban destinados a la realeza, y luego, en el s. XIX, llegó a América. Actualmente existen 125 variedades reconocidas, siendo el Carassius auratus el pez más vendido y con mayor distribución entre los acuariófilos de todo el mundo.

Forma:
Según la forma del cuerpo, podemos subdividir a los carassius en 2 grupos: de cuerpo alargado y de cuerpo ovoide.

*DE CUERPO ALARGADO:
Poseen una línea aerodinámica, con el cuerpo aplastado en los costados. Presentan una aleta anal y caudal simples, son nadadores veloces y resisten las bajas temperaturas.
En este grupo estarían:la variedad común (con aletas cortas); el cometa (con aletas mucho más largas que el común, especialmente la caudal) y el shubunkin (de coloración calico).

*DE CUERPO OVOIDE:
Poseen un cuerpo corto y rechoncho en forma de huevo, con una cabeza muy ancha. El lomo es alto y redondeado y el pedúnculo caudal es corto y estrecho. La mayoría presentan una aleta anal y caudal dobles. Estos peces no son potentes nadadores.
A su vez podemos subdividirlos en 2 grupos: A): Poseen aleta dorsal y B): Sin aleta dorsal.

A) CON ALETA DORSAL:

A.1- Cola de abanico (fantail): Presenta una aleta caudal doble, con lóbulos ligeramente puntiagudos, que mantiene erecta y en forma de triángulo abierto, visto por detrás.
A.2- Cola de velo (veiltail): Posee una aleta caudal doble, larga y que cae elegantemente como si fuera un velo.
A.3-Ryukin: Similar al cola de velo, pero su lomo es mucho más elevado, en forma de joroba y su aleta caudal es más ancha.
A.4- Telescópico (telescopio): Similar al cola de velo, pero sus grandes ojos cónicos sobresalen de su cabeza hasta 20 mm. Su visión no es muy buena, por lo que no conviene mezclarlos con otras especies más competitivas. Existe una variedad de color negro, muy resistente, llamada moro negro (black moor).
A.5- Oranda: Similar al cola de velo, pero presenta una protuberancia o excrecencia carnosa sobre su cabeza. Este capuchón comienza a desarrollarse a los 2 años de vida. Existe una variedad muy conocida, el oranda gorro rojo o sello rojo (red cap), de cuerpo blanco y capuchón rojo.
A.6- Escama de perla (escamas perladas): Similar al cola de velo, pero su abdomen es más abultado, en forma de pelota, y en el que sobresalen escamas semiesféricas, como si fueran perlas incrustadas.
A.7-Pompón: Similar al cola de velo, pero presenta 2 excrecencias carnosas que se desarrollan sobre los orificios nasales. Las excrecencias también pueden aparecer en otras variedades de carassius.

B) SIN ALETA DORSAL:

B.1- Ranchu: Presenta un crecimiento carnoso que cubre la cabeza entera y un lomo con una caída pronunciada hacia la cola; su aleta caudal doble tiene los lóbulos pequeños y ligeramente cuadrados.
B.2- Cabeza de león: Presenta un crecimiento carnoso en la cabeza más abultado que el del Ranchu, y la curvatura de su espalda es menos pronunciada.
B.3- Celestial (soñador): Posee una aleta caudal doble, en forma de velo y sus ojos salientes están orientados hacia arriba. A pesar de esta característica, se desenvuelven muy bien y no tienen problemas para encontrar alimento.
B.4- Ojos de burbuja: Similar al celestial, pero a los 6-9 meses, comienzan a desarrollar unas bolsas llenas de líquido debajo y alrededor de los ojos. Las bolsas son delicadas y se rasgan con facilidad, por lo que el acuario debe carecer de elementos punzantes. Si se rasgan, cicatrizan y vuelven a formarse.

Coloración:
Existen 3 formas básicas de coloración: brillo metálico, coloración moteada o calico y mate (sin brillo). Pueden tener gran variedad de colores, entre ellos, el más común es el naranja, aunque pueden ser de color rojo, blanco, calico, negro, azul y verde metálicos, oro, gris, amarillo (limón), chocolate (marrón) y panda (blanco y negro)..

Tamaño:
El tamaño dependerá de la variedad de Carassius: entre las variedades con cuerpo alargado, el común supera con facilidad los 20 cm, llegando hasta los 30 cm en acuarios grandes y estanques, mientras que el cometa y el shubunkin alcanzan longitudes menores.
Por el contrario, es raro que las variedades con cuerpo ovoide superen los 20 cm.

Diferencias sexuales:
Los carassius son sexualmente maduros a los 8-10 meses, aunque se recomienda reproducirlos cuando tengan 2-4 años y midan más de 8 cm. Cuando son jóvenes es casi imposible diferenciar los sexos, aunque presentan unas ligeras diferencias en el orificio anal: las hembras tienen una ligera protuberancia hacia fuera, mientras que en los machos, el orificio es cóncavo y hacia adentro.
En la época de reproducción (suele ser en la primavera, con el aumento de temperatura), las hembras presentan el vientre más abultado (por los huevos) y a los machos les salen los tubérculos reproductores: unos granitos blancos en los opérculos de las agallas y en las aletas pectorales.
Otra forma de diferenciarlos es observar el cortejo reproductor: los machos persiguen a las hembras, golpeándolas ligeramente en el abdomen, para incitarlas a desovar.

Temperatura:
14-24ºC, resistiendo un rango de 10ºC a 29ºC según la variedad. El carassius común puede llegar a soportar los 2ºC en estanques, sin embargo, las variedades más ornamentales de carassius no soportan temperaturas tan bajas.

Agua:
La calidad óptima del agua de los carassius está planteada en:
pH = 7 – 7.5, resistiendo un rango de 6.9 – 8
Concentración de oxígeno = mayor a 6mg/l sin bajar de los 4mg/l.
Dureza = rango dh (escala alemana) 10-15.
Los carassius son peces muy resistentes que toleran concentraciones altas de nitratos durante bastante tiempo, si bien si éste se prolonga, puede resentirse su salud.
Así mismo, tampoco son excesivamente exigentes con los parámetros del agua, siempre y cuando se hayan criado en esos parámetros y los cambios sean muy graduales.

Acuario:
Es necesario proporcionarles de 30-40 l. por pez, puesto que su metabolismo hace que sean grandes consumidores de oxígeno (con temperaturas elevadas, su consumo de oxígeno aumenta, por lo que entonces deberemos colocar, además, una bomba de aire). Además, debido a su tamaño, producen bastantes detritus, por lo que es conveniente tener un filtro que mueva por lo menos 3-5 veces el volumen del acuario en una hora. No es necesario ningún calentador. Es recomendable sifonear el fondo y hacer cambios de agua parciales del 20-30% del agua semanalmente.
La gravilla no debe tener aristas afiladas, no muy gruesa, (3-5 mm), de color oscuro y el acuario puede decorarse con troncos y piedras grandes redondeadas.
Las plantas han de ser de hojas duras, puesto que los carassius suelen devorar bastantes especies en busca de aporte vegetal en su dieta. Se recomiendan especialmente: Echinodorus (espadas amazónicas), Vallisneria, Crinum thaianum (cebolla de agua), Microsorium pteropus (helecho de Java), Hygrophila, Anubia, Elodea y Myriophylum.

Alimentación:
El carassius es un pez omnívoro, sin embargo requiere un gran aporte de vegetales en su dieta. Los alimentos de origen vegetal se recomienda cocerlos en agua ligeramente para ablandarlos: soja verde, guisantes (arvejas), brócoli, pepino, zanahoria, acelga, lechuga y coliflor; también incluiremos germen de trigo y algas (espirulina, nori). Lo ideal es preparar una papilla con estos ingredientes y solidificarla con gelatina neutra en polvo.
El alimento de origen animal procuraremos dárselo no más de 2-3 veces por semana, y no abusaremos de los especialmente grasos. Podemos suministrarles: artemia, camarones, gambas, larvas de mosquito, lombriz de tierra y mejillones.
Por supuesto, también podemos alimentarles con alimento seco comercial (escamas, pellets) exclusivo para carassius, pero es necesario remojarlos previamente ½ hora en agua para ablandarlos y evitar que se expandan en su intestino produciéndoles problemas de vejiga natatoria (dificultades para flotar o sumergirse). A los carassius adultos conviene darles una dieta rica en vegetales, con proteínas de origen vegetal..

Comportamiento:
Muy pacíficos, no suelen atacar a otras especies, por el contrario son víctimas de ataques de peces mas agresivos. Conviven muy bien con peces de tamaño más pequeño, aunque no conviene ponerlos con peces que les quepan en la boca. De preferencia no juntarlos con alevines que si pueden llegar a convertirse en alimento de los peces dorados.
Son muy sociables, gustan de nadar en grupos, donde no suele haber ningún líder, por lo que conviene tener más de un ejemplar.

Reproducción:
Para incitar a la reproducción en un acuario, los peces se deben haber mantenido durante 1 o 2 meses a temperaturas menores de 18ºC, luego conviene ir aumentando poco a poco la temperatura hasta los 20-22ºC y las horas de luz, simulando el comienzo de la primavera. Se sugiere separar a los machos y hembras durante 2 semanas. También es necesario aumentar el aporte de proteínas en la alimentación, preferentemente de origen vegetal.
El tanque para la reproducción deberá ser alargado y bajo, de 60-80 l., sin gravilla y con un filtro suave de esponja. A ser posible, se recomienda colocar unas fibras de material textil atadas en forma de penachos, con un peso para que se hundan. Allí se quedarán adheridos los huevecillos.
Se recomienda introducir en el acuario 1 hembra y 2 o 3 machos (o también una pareja) al anochecer, puesto que el desove se producirá en la madrugada o al amanecer. Una hembra puede llegar a poner entre 5000 y 10000 huevos en cada desove, que los machos se encargarán de fecundar rociando con su esperma. Los huevos fecundados se tornarán de color claro, mientras que los no fecundados tendrán un tono blanquecino. Conviene añadir una pequeña dosis de azul de metileno para evitar los ataques por hongos. A los 5-7 días (dependiendo de la temperatura) los huevos eclosionan y salen los alevines. Hasta pasados 1-2 días no comenzaremos a alimentarlos, ya que se alimentan del saco vitelino, luego conviene proporcionarles (4-6 veces al día): infusorios o alimento comercial para alevines. A los 7-10 días de vida podremos proporcionarles artemia recién eclosionada y alimento seco desmenuzado 3-4 veces al día.
Cuando tengan 1 mes, los alimentaremos 2-3 veces al día, ya con la dieta de los adultos, pero finamente troceada.

Los alevines son muy sensibles a la contaminación del agua, por lo que será necesario retirar todo alimento sobrante que no consuman, y mantener una buena aireación y filtración del agua